St George's English Academy/ Blog

La relación más entrañable de la infancia

lunes, 19 de junio de 2017
 
 
El papel fundamental que juegan los tíos y las tías en el desarrollo de los niños pequeños
¿Qué buscan los niños en este arquetipo familiar? ¿Qué influencias ejercen estos parientes en las primeras etapas de la vida? ¿Cómo pueden ayudar a sus sobrinos en su crecimiento?

 
Hace unos días leí el titular anterior y me hizo reflexionar. Yo creo que he tenido la suerte  de haber jugado un papel importante en la vida de mis sobrinos.  Sobre todo de los más pequeños, los mayores me pillaron demasiado joven. 
Esta figura tiene un poco que ver con la de sus padres, pero alejada de la autoridad que ellos representan.  No es un vínculo entre iguales, tiene más de amigo y la manifestación de cariño es muy distinta.
En mi caso, su infancia, adolescencia  y en realidad cualquier etapa de su vida ha venido marcada  y aún hoy perdura en el tiempo con una gran complicidad.
Los tíos poblamos  a veces los primeros recuerdos, muchos de los mejores regalos son entregados por nosotros. Nunca olvidaré  sus primeras vacaciones en Ibiza conmigo,  después de tramitar  los permisos correspondientes porque tan sólo tenía 14 años. Esos ojos  enormes descubriendo un universo inmenso de  sorpresas.  Esas fueron las primeras de muchas.  
Los tíos somos los únicos capaces de proporcionar ese tipo exclusivo de amor que se mantendrá  en el futuro.
Si eres tú el que ahora juega el papel de tío, te habrás dado cuenta de que no es difícil interpretarlo. Para empezar, uno no elige serlo, es la propia vida la que lo concede. Por dicho motivo, el afecto entre tío y un sobrino tiene mucho de inconsciente y es ahí donde reside su embrujo. Un tío especialmente querido es un modelo que enriquece el universo infantil y puede convertirse hasta en un ejemplo necesario para el desarrollo. 
De hecho, un tío suele poder elegir en qué grado se quiere involucrar en el cuidado de sus sobrinos. No obstante, el afecto que se le puede dar a un niño no se llega nunca a colmar y si está exento de imposiciones, puede ser libre y de un altruismo muy auténtico. Cuantos más tíos y tías tengan los pequeños, y más tiempo pasen con ellos, más buenas influencias les pueden regalar en sus vidas.
Los tíos somos una fuente fundamental de consulta para que los pequeños construyan, poco a poco, la historia familiar que su curiosidad necesita rellenar.

 
 
Todos estos hábitos refuerzan el reconocimiento de los niños hacia sus tíos como una figura de confianza que estará siempre presente cuando necesiten un apoyo. Un pequeño con un tío cargado de afecto, es un niño afortunado al que se le ha concedidouna de las relaciones más valiosas que la infancia nos puede obsequiar.