St George's English Academy/ Blog

El Inglés y Eurovisión

miércoles, 10 de mayo de 2017
 

 

El Festival de la Canción de Eurovisión, es un concurso televisivo de carácter anual, en el que participan intérpretes cuyos países son miembros de la Unión Europea de Radiodifusión (UER).
El festival ha sido retransmitido cada año desde 1956, siendo el programa de televisión más antiguo que aún se transmite en el mundo, recibiendo en 2015 el récord Guinness como la competición musical televisiva más longeva del mundo.

eurovisión

 

Para la edición 2015, se invitó a Australia a participar en el certamen, lo que supuso que se convierta en el primer miembro asociado de la UER.

Desde 1956 hasta 1965, no existía ninguna norma que restringiera el lenguaje en el cual la canción podría ser interpretada. Sin embargo, en 1965, Suecia fue representada con el tema «Absent friend» interpretado totalmente en inglés.
El año siguiente, se implantó la nueva regla en la que se exigía que las canciones debieran ser interpretadas en uno de los idiomas oficiales o nacionales del país participante.

Estas restricciones se mantuvieron hasta 1973.
Varios ganadores de mediados de la década de 1970 tomaron ventaja de esta libertad, y la mayoría de los artistas que no tenían el inglés como lengua materna interpretaron sus temas en dicho idioma. «Waterloo», ganadora por Suecia en 1974 y «Ding-A-Dong», ganadora por los Países Bajos son un ejemplo de esto.

En 1977, y después de cuatro años, la UER decidió revertir la norma sobre libertad de idioma.

Durante los siguientes 22 años, todos los países utilizaron sus respectivos idiomas oficiales y nacionales.

Finalmente, en 1999, la normativa fue nuevamente cambiada, permitiendo la libertad de elegir el idioma. Desde entonces, muchos países han optado por enviar la mayoría de sus temas representantes en inglés dejando a un lado su idioma nativo.
Por otro lado, otros han decidido mezclar dos o más idiomas en una misma canción, generalmente el inglés y su idioma oficial.

Debido al hecho de que las canciones son interpretadas para una audiencia internacional con diversos gustos musicales, y que los países buscan obtener votos como sea posible, la mayoría de las canciones presentadas en el concurso pertenecen al género pop asociadas a la preferencia por el idioma inglés en las canciones.

La mitad de las canciones ganadoras de Eurovisión se interpretaron en inglés y ninguno de los que triunfaron desde el 2008 usó la lengua propia de su país.

Temas compuestos en el idioma de las islas británicas ganaron en 29 ocasiones sobre un total de 60 y de ellas solo siete correspondieron a Irlanda y cinco al Reino Unido.

Por lo tanto, seamos honestos, la música pop es en inglés, así si quieres triunfar probablemente tienes que hacerte a la idea de cantar en inglés para poder ser escuchado en todo el mundo.

 

Mi apuesta ganadora para el 2017:

 

Robin Bengtsson – I Can't Go On (Live @ Melodifestivalen 2017) from Cobra11 on Vimeo.